Navidad es valentÍa a toda prueba, el coraje ilimitado de amar y amar hasta lo inconcebible. Nacer conociendo el final, aceptando el cáliz, la humillación, el beso del traidor, la traición, la agonía, la cruz y aún así vivir segundo a segundo, siendo alegría. Demostrando instante a instante, que el amor no tiene rival que se le mida.

Navidad es el valor de dejar las redes, la familia, para seguir a Jesús.
Navidad es el SI de María.
Navidad somos tu y yo, cuando amamos haciendo nuestra la valentía. La hacemos nuestra y nos eleva; nos hace suyos y nos transforma. Nos lleva a donde no hubiéramos ido…

Si, Navidad es el valor inconcebible de amar exponiendo el corazón entero
y renovando entero el corazón.

Valentía es el coraje de ser el que uno es, de vivir por tus principios, de no traicionarte para conservar algo, no callar para agradar, no renunciar por miedo a fracasar, no ser menos.  No quedarte en el raquítico temor, ese calabozo sombrío del olvido.

Navidad es valentía,
el salvaje coraje de amar la vida.
Es gracias a la valentía, que damos el paso
sólo dando el paso, se hace el camino.

Cuando damos el paso, Dios,
Aquel que nos envió a Su Hijo,
crea el puente sobre el abismo.

ISABELLA DI CARLO

Ir a la sección de eventos

CATEGORÍAS