El mundo actual nos presenta retos personales y colectivos todos los días, y la manera de afrontarlos definirá nuestro presente y nuestro futuro, el futuro de la Tierra y de todos sus habitantes.

Las lecciones de la crisis actual están delante de nosotros para que las asumamos con inteligencia y valentía, desarrollando nuestra capacidad de adaptación a la vez que recuperamos todos esos valores perdidos que son indispensables para que una sociedad o un sistema prosperen, dentro de los cuales uno de los más importantes que define nuestra evolución como especie es la capacidad de cooperación, de construcción de sistemas de colaboración desarrollando el concepto de Solidaridad.

En el proyecto Construir Un Mundo Mejor hemos querido invitar hoy a la Dra. Luz Ángela Carvajal, directora del proyecto Tierra Nativa y de la Red Mundial de Corazones para Sanar, para hablar de la Solidaridad, de la creación de Redes y cómo puede esto ayudarnos para ser semillas de Un Mundo Mejor, y ella muy amablemente nos ha respondido algunas preguntas sobre el tema.

  1. ¿Por qué es importante en este momento desarrollar la Solidaridad?

Desarrollar y decidir a favor de la solidaridad en este momento, es importante porque le da solvencia y solidez, a lo que sostiene la vida: el amor.

El amor es el mayor inductor de alianzas, de formación de redes; su geometría, su función y naturaleza, está determinada por el modo de interpretación, incorporación y precipitación de éste, el principio de la evolución.

La solidaridad como la capacidad de responder a la necesidad en una circunstancia difícil, como una manifestación de la bondad que alcanza el mayor grado en la fraternidad, es la manera más natural de establecer vínculos, de forjar alianzas de vida, para sostener la vida.

  1. ¿Qué es una red?

Es una trama de vínculos subjetivos y objetivos, que puede sostener algo de mayor valor, común a las partes; es una comunidad de intereses, procesos, evolución, naturalezas. Es lo que sostiene la vida. La vida está hecha de vínculos entretejidos, redes, que albergan, conducen, retroalimentan un propósito. Al comienzo de la gestación de una nueva vida, en la matriz de la madre se genera agrupamiento y entrelazamiento de células que sostendrán la vida; si esto no sucede, la vida no prospera. De la misma manera, si no vamos más allá del cuidado y la amabilidad a la solidaridad y a la fraternidad, fácilmente nos hacemos antagónicos, peligrosos… como de hecho ha sucedido.

De redes está hecha la vida que se manifiesta desde lo muy sencillo, hasta lo muy complejo; al final la fortaleza no es la de lo grande o lo pequeño, sino la del entretejido en el que existen, del cual son parte. Este es también su poder.

  1. ¿Cómo se construye una Red solidaria efectiva?

Las ‘reglas de oro’, así las he llamado, para construir redes y no enredos o utopías inefectivas que terminan no siendo consecuentes, son:

  1. Sirve al alcance de tu mirada. Si puedes responder a la pequeña necesidad que ves a tu alrededor, si lo haces diligente y oportunamente, estás preparado para el siguiente paso:

  2. Sirve al alcance de tu corazón. Cuando levantas tu mirada y ves más allá de lo obvio, cuando sientes la necesidad, como si fuera la de tus próximos, el impulso natural del corazón será ayudar, participar. Así se construye comunidad, redes de individuos, familias, identidad común.

  3. Sirve al alcance de tu alma. Cuando el corazón ha despertado y se ha entrenado para servirle a lo común, al bien común, el alma despliega voluntad, amor e inteligencia para que, ocupando tu lugar, cumplas tu parte sirviendo al Bien Mayor ‘en todos los lugares, en cualquier tiempo, en cualquier condición’.

  4. ¿Cómo puede ayudar la creación de Redes de Solidaridad a vivir la cuarentena de manera positiva?

Primero sintiéndote y ojalá siendo parte activa de alguna red de solidaridad. Hay muchas maneras de ser solidario, todos pueden serlo y el mayor poder de una red es la interconexión.

Si tú no tienes para dar algo, a lo mejor puedes estar en contacto con quien sí puede, o con quien necesita.

Después, ayudando a vivirla -la cuarentena y la solidaridad-; eso es lo más positivo que puede suceder. Lo que nos está pasando, nos está pasando a todos, pero de manera diferente; muchos tienen hambre, miedo, enfermedad, dolor. Ayudar a mitigar el hambre, la sensación de precariedad y soledad, es mucho más fácil de lo que pensamos; para solucionar el hambre del mundo, hay que empezar por la que hay cerca de ti; no hay que resolver la soledad de todos, solo la que tu corazón es capaz de acompañar; estar presente para cuantos y tantos estén al alcance de tu capacidad de ser humano. Imagínate cómo quisieras ser ayudado en caso de tener una urgente necesidad; y si no es tu caso, HAY UN MILLON y más que sí la tienen. AYUDA SOLIDARIA Y FRATERNAMENTE.

  1. ¿De qué manera se puede ayudar a las personas que más lo necesitan ahora en medio del confinamiento que existe ya en muchos países?

Como lo necesitan: con comida, con alimento, con atención, con interés y contacto, con pensamientos y sentimientos de amor, con oración. Con alguna, o con todas a la vez.

  1. ¿Cómo podemos los padres motivar a nuestros hijos a ser más solidarios?

Permitiéndoles participar del bienestar de su comunidad, familia, en el día a día, no dejarlo a la libre elección, si lo hacen o no. Este es un entrenamiento, que como el que se requiere para correr una maratón, necesita habilidad para responder, hábito. Si no te has entrenado, no porque haya que correr, vas a ir más allá de tu natural y cómoda limitación. No eximiéndolos de la confrontación, permitiendo la acción de la sagrada ley de causa y efecto. Es decir, educarlos en consciencia, no en conveniencia; hacer todo lo posible para que aprendan a responder conscientemente, antes que con una solidaridad por decreto, automática.

  1. ¿Qué es la Red Mundial de Corazones para Sanar?

Red Mundial de Corazones es lo que somos; nuestro latido y el campo holográfico del corazón, campo eléctrico y magnético que pulsa con las imágenes en nuestra consciencia, generando un océano, el del inconsciente colectivo.  En cuanto el poder y la bondad del corazón rige la vida, empezamos a sanar y a sanarnos, pero eso no sucede porque puede suceder, sino sobretodo, porque elegimos, decidimos, tomar las riendas de ese poder, para servirle a la vida y de esa manera la vida se sana, conjugando el YO TU NOSOTROS, en cuanto inevitablemente lo que le sucede a una masa crítica, nos sucede a todos.

Como RMC para sanar, fue creada, hace 3 años y medio, con la intención y la decisión de ser parte y participe del Bien Mayor; iniciamos ayudando sincrónicamente a personas en sus procesos de salud, basados en el poder de la conectividad de esta red natural, como también en la capacidad de dirigir y abrazar lo que finalmente es parte de la vida que compartimos y así, transformarlo en cuanto las imágenes pueden ser sostenidas en el corazón.

Sigue siendo esta nuestra actividad de base, a la vez que empezamos a abarcar un campo mayor, el de la consciencia de Común Humanidad, de la Vida Una, del planeta.

Luz Ángela Carvajal Posada

Luz Ángela Carvajal es médica y socia fundadora de la Asociación Internacional de Sintergética, Amibio, Viavida y la corporación Viaser. También es fundadora y directora del grupo Tierra Nativa, docente y conferenciante internacional. Promueve y propone la ciencia y la conciencia del corazón como camino y modo de vida universal, respetuoso del libre albedrío y las diferencias entre culturas e ideologías, como práctica de orden superior clave para el desarrollo y evolución de la comunidad humana.

Para conocer más:  Tierra Nativa

          Red Mundial de Corazones para Sanar

Ir a la sección de eventos

CATEGORÍAS